Descripción

Esta es una de las villas más hermosas del Estado de México, pues conserva el tradicional ambiente de la colonia en sus callejuelas empedradas, casas de piedra con balcones y puertas de madera, y el gusto refinado de sus pobladores por atender a sus visitantes, pues es un importante centro vacacional al que acuden de las grandes urbes para disfrutar de la naturaleza que le rodea y de la inmensa tranquilidad de este poblado.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Peña de Francia se encuentra en el centro donde están los portales que venden los famosos artículos de piel, los deliciosos rompopes y licores de sabores; restaurantes y pequeñas fondas de comida típica que miran hacia el jardín central y su casa de la cultura donde los fines de semana se presentan diversos espectáculos y conciertos. Hoy cuenta con cinco extraordinarios centros vacacionales que se han consolidado como espacios perfectos para el eco-turismo, los deportes extremos, así como diversas actividades que aseguran la diversión del visitante.